En nuestro Centro de Jardinería se puede encontrar una amplia gama de productos químicos tales como: insecticidas, acaricidas, herbicidas, fungicidas, fertilizantes y hormonas.

Los insecticidas, como su nombre lo indica son productos usados para matar insectos en las plantas. Estos pueden ser de contacto (con el insecto), de ingestión (comidos por el insecto), combinados, o sistémicos (se introducen en la planta y la hacen venenosa para el insecto).

Acaricida es un plaguicida que se utiliza para eliminar, controlar o prevenir la presencia o acción de los ácaros. Los ácaros no son insectos, son arácnidos diminutos que pueden encontrarse tanto en la tierra como en el agua.

Los herbicidas son utilizados para matar plantas indeseadas. Dentro de ellos hay diferentes clasificaciones, tales como: selectivos (eliminan ciertos objetivos), no selectivos (matan todo lo que entra en contacto con ellos), sistémicos, pre emergentes (antes de que emerja el cultivo), y post emergentes (después del nacimiento del cultivo).

Los fungicidas se utilizan para impedir o matar los hongos de las plantas. Se pueden clasificar según su modo de acción (protectores, erradicadores), su composición (cobre, mercurio, zinc, etc) y su campo de aplicación (semillas, suelo, o plantas).

Los fertilizantes enriquecen el suelo y favorecen el crecimiento de las plantas. Pueden ser líquidos o sólidos, foliares o de suelo, de crecimiento, de floración, y de diversas combinaciones de proporciones entre los nutrientes necesarios para las plantas (nitrógeno, fósforo y potasio).

Las hormonas que ofertamos son de dos tipos: para enraizar las plantas, y para inducir la florescencia. Hay líquidas y en polvo.

© Viveros Inmaculada. Todos los derechos reservados.

Siguenos en: